No hacía falta …

No se entienden las dudas , los atajos , los trucos de verano , no hacía falta ( y no hace falta ) poner a prueba de nuevo la fortaleza de esta idea propiedad de todos cuantos la respetamos  , no hacía falta despertar de nuevo y de forma gratuita un fantasma , un debate que debilita el grupo , el colectivo , que abre otra vía de agua en el maltrecho ideario , ¿quien necesitaba abrír el códice si no está dispuesto a escribir sus líneas negro sobre blanco ? , no hay goles , no hay glorias que compensen la duda que desequilibra una delicada balanza . 

Un rápido paseo por las remozadas instalaciones de Lezama es suficiente para certificar  el esfuerzo realizado por la actual junta directiva en el entramado de la Escuela de fútbol rojiblanca , se ha invertido y se han mejorado notoriamente las alfombras verdes y las infraestructuras del espacio de formación del Txorierri . 

Uno adivina un esplendoroso futuro en tanto área de confort deportivo , aunque en estas fechas se echa de menos el ruido infante  , el nervio de los padres que esperan y desesperan  y el aliento de los formadores . 

Una tarde de verano , aún con baja actividad , entre los céspedes solitarios y el guarda de seguridad aburrido se adivinan cientos de jóvenes corazones trotando a ras de los verdes , devolviendo pelotas al primer toque , tirando líneas juntas  y desmarques al destino , realizando carreras continuas hacia sueños de grandeza . 

Los tiempos están apretando el fútbol de talón , a veces ni el que lo tiene más grande toca trofeo, y la lista de fracasos es bastante más larga que la de libros de estilo para seguir , cientos de proyectos se quedan en fuegos de artificio y especulación , cuando no desplifarro y varios juguetes rotos  . 

Nadie sabe el futuro del fútbol de corazón , como dice Julen Guerrero ahora que todos nos formamos fuera del barro y en el pase corto , pocos ejemplos quedan para el I+D del modelo fuera del fútbol de aldea de la franquicia de la Campa de los Ingleses . 

El busto de Gainza , puro ADN rojiblanco  ,  mira serio y profundo a los tiempos y al horizonte ,  pasado y futuro , esperanza puesta en cada nueva bolsa deportiva al hombro , a veces de mayor tamaño y peso que el alevín portador , no hablamos de color de piel ni territorio nativo , hablamos de quien te ha visto crecer con balón y en la vida . 

El Arco recuperado , corona con acierto todas estas ilusiones , acompaña al viejo Zorro ojeando proyectos de futbolista  desde hace unos años y certifica la ilusión del que llega y recorre con trabajo y tesón el largo camino hasta poder portar la zamarra mayor , de rojo y blanco .

Pero también levanta acta del esfuerzo de los que no llegan , pesa el escudo si esta entero y tienen que abandonar con más o menos justicia , cabizbajos la disciplina de la élite , a veces , muchos lo han demostrado, para regresar de la cesión con orgullo y muchas horas de carrera en solitario , otras para alimentar estructuras de fútbol de plata y bronce , y porque no , de cartón : todos contribuyen a sostener el delicado castillo del fútbol de origen , de cantera ,  en el que todos sabemos de qué color es nuestra camiseta por maltrecha que este en el armario , a sujetar torneos de fogueo , vestir las gradas de ánimo , escaleras al cielo , detrás de cada pelota en movimiento en nuestro territorio o los pocos territorios que alimentan  y hacen crecer nuestra filosofía  aparece un brote , unas piernas que empiezan , un elegido entre los nuestros que algún día podrá ser parte de nuestra historia centenaria , del equipo que nos representa aquí , a pie de campo en el nuevo San Mamés , y allá : por los estadios del mundo portando y contando nuestros colores . 

Desde luego que el balón es de los dotados , la alineación de los que saben , el confort y la formación para los que tienen un don con el pelota  entre los pies . Pero el ADN de este club está su testamento y en los que recogen los relevos . 

No debemos olvidar , que los que amamos la escuela , los centenarios  , los que portan carnets de socio y latido  , de cuero gastado  o plastico descolorido  , los que retiran las cuotas al esfuerzo del trabajo del año , los que dan aliento cuando no queda oxígeno  , los que lloran de colores , los que enseñan el camino , los juglares de las hazañas, los que están siempre y suman décadas orgullosos , cuantos ya no pueden volver a estar , los de los homenajes y las Peñas , los que hacen cientos de kilómetros donde nunca han estado : somos los que prestamos nuestra vieja pelota, nuestra camiseta a uno de los nuestros , a uno de casa , a uno que ha entrenado y soñado debajo del Arco  o se le eriza la piel al pasar con la bolsa al hombro por primera vez al lado del busto del maestro Piru , esa es la diferencia , hasta ahora somos los mismos  , en la grada y en el césped , todos los que hemos tenido el mismo sueño desde pequeños , por eso respetamos al que tiene el privilegio de tocar la pelota iluminado por los focos de la Catedral , a quien puede llevar flores a Pichichi,  porque lleva en el pecho el Escudo de cuantos hemos tenido alguna vez el sueño de ser parte de la eyenda , la que cuentan del Athletic . 

No hacía falta … 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s