gabarras de bilbao

Durante siglos le dimos la espalda , las inundaciones del 1983 desnudaron nuestras enaguas , bloquearon nuestro desagües y llenaron de lagrimas y dolor las mareas vivas y las altas .

La Ría de Bilbao ha sido una arteria obstruida en el corazón de sus vecinos , una miocardiopatía en el entramado de su recuperación post industrial, pero entre todos nos pusimos de acuerdo , y apostamos por un bypass de oxigeno y responsabilidad, de civilización y sostenibilidad del que estarán orgullosos los bilbaínos del futuro.

El latido de esta ciudad recorría el curso de su ría , y en su honor , la modernización y socialización de este cauce pasaba por la ineludible responsabilidad de recuperar sus pulmones , y hacer de sus mareas una oportunidad para el entorno y para que la naturaleza recupere su terreno , pero sobre todo para que cada vecino la pueda mirar de nuevo a los ojos y mas pronto que tarde pueda recuperar el contacto con sus aguas y democratizar su disfrute .

Hoy en día la Ría se viste coqueta , evoluciona y refleja las luces su ciudad , y a sus vecinas y vecinos les brillan los ojos con riberas de Gala y eventos que acercan el bienestar al centro de la Urbe : con un tabla de paddle surf, con una canoa silenciosa, con la dureza de un triatlón , con el surco del remo a riñón , como colchón del vuelo eterno de los mejores clavadistas del mundo, como lecho de las cenizas de Mariajaia , como cuna de la vuelta de las angulas  hasta la Peña ( allí llegaban ) y como, desde luego , el curso celebre de una Gabarra rojiblanca de ilusión.

El mayor triunfo de la sociedad bilbaína , el mayor esfuerzo, la mayor herencia que podremos dejar a los que vienen es la “Civilización de la Ría” a su paso por la ciudad de Bilbao.

Sólo en el Botxo , en los puentes de hierro,sólo en las Riberas de Deusto y Castaños o en los Muelles de Uribitarte, sólo en los tinglados del Arenal o en la parte más vieja , en la fiesta del deporte o de la noche Blanca , de la Semana Grande , la sonrisa del triunfo se celebra en su ría , la Ría de Bilbao.

No depende del tamaño , ni del sexo, ni del color de la piel del ganador agotado que consigue su meta .

Depende de la diferencia , de nuestra forma de aplaudir el esfuerzo , de nuestro estilo , del ADN bilbaíno . De un esfuerzo e inversión de varios siglos y generaciones , de muchas noches de guardia , de puentes con barricadas y pelotas de goma, de empresas y trabajadores  sin futuro . Ahora sus Nietas y sus Nietos, pueden recibir reconocimiento, aplauso y jubilo donde ellos vieron  amaneceres grises.

El triunfo de un equipo de unas chavalas de Bilbao y de los pueblos de alrededor, el triunfo, de nuevo , de una filosofía , de una forma diferente de ver la vida , aplicado esta vez el deporte femenino , merece una tarde entre todos, merece una foto para el recuerdo desde una ribera .

No hay ninguna prisa , no se trata de medir, contar o comparar , por muchos o pocos vecinos que lleguen ( serán miles ) será más importante el recuerdo de aquella tarde, de la sonrisa de las y los que empiezan a soñar . Tenemos una magnifica oportunidad, habrá mas seguro, para que esperar, de demostrar a todas y a todos que en Bilbao,  la Ría : nos recibe a todos por igual.GABARRAS EN LA RIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s