Y correr , y correr …

Cornellá, 39.000 periquitos y mil valientes de rojo y blanco , una noche para no dejar en el tintero esfuerzos y sudores pendientes, uan noche para correr mientras los pulmones cumplan su función de fuelle.
También, noche, para los estadistas del balompié : cuantos balones recuperados, cuantos kilómetros recorridos por jugador, cuantos … aún están calculando los recorridos por Iñaki.
Y correr , y correr…
Dos clásicos sobre el campo ,veintitantos gladiadores en un partido de noche larga y un chaval que ha decidido no parar de correr, no parar de ocupar espacios, de crecer, de ofrecer su control de balón a los saques de banda, a los balones a la espalda de la defensa, profundos, largos, donde solo llegan los elegidos por la naturaleza, correr al balón al cielo del central ,al balón que solo bajas a ras de césped si proteges la posición y la historia dispuesto a recibir daño en los gemelos .
Y correr como si jamás fuera a correr de nuevo sobre una cancha de balompié, correr por mi y por todos mis compañeros.
Al desmarque , a la presión, al lateral, a la ruptura , hasta el área rival , hasta el área compañera , a la cobertura , al hueco de los sueños, que se hacen realidad cuando no paras de correr, y correr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s