Chefs de maleta o Km.0 en Miami

Martes 13: En el  Aeropuerto de Miami  noté por primera vez que las uñas de mis pies perdían densidad y consistencia, probablemente en aquella cola de extranjería se inventó el Baño María, la burbuja invernadero o el efecto inmobiliario, creo los confundo, pero también lo hace el FMI y Berlusconi, y nadie se escandaliza.

Llegados a la Aduana, el policía, hizo su pregunta puñetera mientras su perra patinaba sobre el hormigón pulido intentando alcanzar mi maleta: “ ¿traen ustedes alimentos, plantas, semillas sujetos a las prohibiciones de entrada en nuestro país?” , la Pastora Alemana asentía con la cabeza desesperada, el aroma del Queso de Oveja Carranzana había conseguido cruzar la cremallera de la maleta. Después de ocho horas de vuelo, corríamos el riesgo de no poder hacer Cocina Vasca con Quesos de Florida, en casa de nuestro amigo Txomin, chef del Charro Vasco. (más o menos como elaborar Gin Tonics en la Habana).

Removió  las chaquetillas de cocina con bolsitas de agar-agar, y los cuarenta minutos de explicaciones sobre que si lo esnifas te gelatinizas la sinusitis, le resultaron simpáticas a Roldán ( el policía, el can se llamaba Cheese). Movió los Calvin Klein llenos de choriceros, apartó con un guiño la gorra de los NY rellena de tarros de mantequilla de boletus, pero al llegar a los doce pares de calcetines (¿doce pares de calcetines en una semana en Miami?, se preguntó Roldán), palpó los quesos cilíndricos envasados para la ocasión y trayecto.

Según nuestro amigo el policia ” Son muchos 6 kg de queso para consumo propio”. Dos horas de registro bien llevadas dan para intimar y no hizo falta negociar. Seis pares (de calcetines) para el “Gobierno de Obama”, seis pares para  llevar.

Algunas piezas de Queso de Oveja Carranzana similares a las requisadas...

Jueves 15: Ambientazo en El Charro Vasco. Repleta la cena de chefs de Bilbao, en beneficio de los últimos productores de Coco Verde de Key West. Al fondo, en la mesa quince, la más pequeña, Cheese, se relame y ladra de emoción. Acaba de catar el helado de queso, Km.0.

Un comentario en “Chefs de maleta o Km.0 en Miami

  1. Pingback: Km | TagHall

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s