Metrópolis en transformación

La caída del muro de Berlín dejó un problema sobre la mesa de la vieja capital alemana. ¿Qué hacer con semejante espacio en el centro de una ciudad? Es más sencillo dibujar un ensanche, que rediseñar el centro cargado de siglos de Historia de una ciudad. No me toca a mí valorar cómo está resolviendo este reto una metrópoli que aprecio sinceramente, aún menos cuando los significados del espacio liberado albergan rincones cargados de sentimientos.

Las ciudades con un centro blando, mal parecido, sin personalidad, pierden décadas de identidad de desarrollo, de largas tertulias, de ventanas creativas, de persianas pequeñas con grandes amigos, de mostradores amables, de nómadas con historia e historias de nómadas, de música en directo y en privado, de terrazas a la vida, de vida en las terrazas, de horas para el trabajo y trabajo sin hora, de paseos cómplices, de cómplices paseantes, de noches de calor, madrugadas de pasión, amaneceres deambulando, atardeceres para el recuerdo…

Quizá nos ayude reflexionar, antes de dibujar los fríos planos llenos de números y medidas,  los momentos por vivir, los instantes imprescindibles, imágenes que podemos provocar para siempre. Desde estas líneas solo quiero aportar mis fotos de ese futuro que deseo para Bilbao y todos los que vivimos en esta ciudad. Admito que algunas tienen muchos años.

PD: con eso de que se acercan las Navidades y el frío ya se nos ha echado encima en nuestro blog ha empezado a nevar. ¡No vendrá mal un caldo calentito!
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s