Lágrimas de gaviota

Salseando por la red uno se encuentra con todo tipo de curiosidades. La de hoy me gustaría compartirla con vosotros. A las famosas lágrimas de cocodrilo les han salido unas serias competidoras: las lágrimas de gaviota. ¿Pero por qué lloran estas aves? Si uno pudiera pasar el día sobrevolando los mares puede que llorara de placer o de éxtasis ante el la belleza del espectáculo que nos ofrece el mar. Pero el llanto de estos animales tiene una motivación más prosaica. Las gaviotas lloran para eliminar sal de su organismo, simple y llanamente. Tiene su lógica ya que el agua marina que calma su sed es salada.A ver quién de chaval no ha probado el sabor de este agua mientras daba sus primeras brazadas en el mar.

De la sal, el condimento más antiguo empleado por el hombre para cocinar y conservar alimentos, hay mil y una curiosidades. Hoy en día es un básico en cualquier cocina y en el mercado contamos inmumerables variedades a precios razonables. Pero no siempre ha sido así. Que se lo pregunten sino a las etxekoandres de la Edad Media, época en la que su precio era tan elevado que se la conocía como el “oro blanco”.

Para mi la sal sigue siendo una joya. Sal fina, sal gorda, en escamas, flor de sal, sales aromatizadas… Combinarlas, jugar con ellas, experimentar y experimentar cómo cada sal transforma el plato. Innovar con la sal en ensaladas, guisos, carnes, pescados, incluso postres es una manera de dar un toque diferente a nuestra cocina. Pero sin excesos no vayamos a acabar llorando lágrimas de gaviota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s